Reducción de costes en la empresa

La reducción de costes en una empresa debe ir ligada a su propia esencia y empezar desde el mismo inicio. Esto sería la excelencia y por tanto no debe ser una tarea propia de situaciones complicadas y deficitarias.

La variedad de costes, el verdadero problema

El principal problema que tiene la empresa en relación a sus costes es: la variedad, la cantidad y la no correspondencia del pago de los costes con el periodo en el que se generan. Si una empresa solo tuviera un tipo de coste sería muy difícil que no estuviese optimizado al máximo puesto que la información al respecto sería muy clara y simple.

Ell problema es que en realidad es mucho más compleja y la mayoría de las empresas deben manejar una gran variedad de costes que hace que la confusión sea mayor y no se tenga información clara sobre los costes en los que se incurre.

La cantidad de costes en los que incurrimos no siempre es fácil controlarla, puesto que como empresario necesitas referencias para tomar decisiones y valorar si tus costes son óptimos o no.

Tomar como referencia los costes que tienen otras empresas es una posibilidad pero poco realista y poco práctica, pues cada empresa tiene sus circunstancias y es difícil que a comparación sea válida.

Por si fuera poco los gastos en las compras no siempre se pagan en el momento en el que sucede. Si un empresario no tiene un sistema de información adecuado la percepción de una necesidad de tomar decisiones para optimizar los resultados le llegará cuando el problema se haya convertido en un déficit de tesorería.

Por lo tanto, en las las empresas surge la necesidad de reducción de costes, sin embargo , es algo que no perciben en muchísimas ocasiones.

Reducción de costes como alternativa a la financiación

Cuando una empresa se encuentra la situación de dificultad financiera, lo primero en lo que piensa es en resolver el problema de liquidez mediante financiación. Es una reacción simplista, “me falta liquidez, pues atajo el problema solicitando liquidez mediante un préstamo o una ampliación de capital”.

Si después de un tiempo el problema reaparece( suele suceder eso), la empresa o autónomo vuelve a recurrir a la solicitud de liquidez, a las entidades financieras o a los inversores de la misma manera que antes. De este modo, el endeudamiento aumentará todavía más.

Cuando el endeudamiento es insoportable e inasumible la empresa se plantea la reducción de estructura principalmente reducir costes de personal y paralelamente a veces intento aumentar ingresos mediante bajada de precios, que conlleva por tanto una reducción de márgenes o la búsqueda a la desesperada de nuevas líneas de negocio.

En definitiva una cadena de decisiones erróneas o al menos tomadas en momentos equivocados. De esta forma podemos asegurar que el control y reducción de costes debe ser una constante en cualquier empresa, no solo en situaciones de emergencia.

La decisión correcta es adoptar tres decisiones en una, es decir, ponerlas en marcha pero de forma simultánea.

Puede que también te interese

No hay comentarios

Puede publicar un comentario como primera respuesta

Dejar un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información.