Que tipos de empresa puedo crear

Para desarrollar nuestra idea, para iniciar nuestro negocio debemos dar una forma jurídica, es decir, constituir una empresa. Es adecuado prestar atención a esta primera decisión para encuadrar la empresa dentro del formato que más se acomode a nuestras necesidades o circunstancias.

Aspectos fundamentales de una empresa

Hay aspectos fundamentales tales como tipo de responsabilidad o el régimen fiscal que se definen a través de la selección de una forma jurídica u otra.  Es aconsejable analizar previamente las características de cada modalidad antes de tomar una decisión en este tema.

En muchas ocasiones es fundamental reducir el tiempo de tramitación para constituir una empresa puesto de los intereses iniciar la actividad lo antes posible, en este caso es recomendable iniciar con empresas individuales: los autónomos.

La persona física como forma jurídica

La opción de empresa individual o autónomo, permite eliminar trámites y simplifica las obligaciones contables administrativas y fiscales. Un autónomo será una persona física quien realiza de forma habitual, personal y directa, es decir, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, la actividad económica o profesional a título lucrativo, con o sin trabajadores por cuenta ajena su cargo.

El titular, es decir, el empresario será quien responde personalmente de todas las obligaciones que contraiga la empresa. No existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y su patrimonio personal.

Por ejemplo: Luis Pérez como persona física crea una empresa y sería el responsable de todos los derechos y obligaciones que ocasiona la actividad. La empresa se llamará Luis Pérez y en caso de que quiebre, él será el responsable de todas las deudas a título personal.

Ventajas de ser persona física o empresario individual

  • Es la forma empresarial adecuada para las empresas de tamaño pequeño o micropymes.
  • El empresario tendrá que realizar menos gestiones y trámites a la hora de poder en realizar su actividad.
  • Resulta más económico emplear esta forma jurídica.

Inconvenientes de ser persona física o empresario individual

  • El empresario individual responde con su patrimonio personal a las deudas que genere su actividad.
  • La persona física responde a las deudas que genere con todos sus bienes presentes y futuros.
  • Su cónyuge puede verse afectado por las deudas generadas.

La persona jurídica como forma jurídica

La persona jurídica en contraposición, es aquella que no existe como persona física pero igualmente un sujeto capaz de tener derechos y obligaciones legales. Por ejemplo: una corporación, una asociación comercial, o incluso una fundación.

La persona jurídica puede ser creada por una o más personas físicas y nace a partir de un acto jurídico, la constitución de la entidad que sea. Lo habitual es que dicho acto constitutivo sea ante un notario e incluya la inscripción en un registro público.

La personas jurídicas, las organizaciones desarrollan sus acciones a través de personas físicas que las representan pero quién  asume la responsabilidad en la empresa y no el dueño como en el caso de los autónomos.

Por ejemplo: la empresa Gestoría Valencia S.A. es una sociedad mercantil, una persona jurídica. Si quiebra y es obligada a pagar alguna deuda,  esta se hará solo con los bienes que pueda tener la empresa a su nombre, sin poder obligar al dueño o a los dueños a tener que hacerse responsable de sus bienes personales.

Por eso participar en una empresa de este tipo tiene un nivel de seguridad financiero bastante alto. Sin embargo este tipo de empresa necesita un capital inicial y los trámites necesarios para su constitución y puesta en marcha son más complicados, así como las obligaciones fiscales y contables.

Tipos de empresa jurídica más conocidas: sociedad limitada y anónima

Los dos tipos de empresa más conocidos de empresa jurídica son la sociedad limitada y la sociedad anónima.

La sociedad limitada es el tipo de empresa adecuado para la pequeña y la mediana empresa. Es el tipo de sociedad más frecuente en España, más del 90% de las sociedades que se crean, son de este tipo.

Por otro lado, tenemos la sociedad anónima: es el tipo de empresa más utilizada entre las grandes compañías. No llegará al 10% en las sociedades creadas.

Otros tipos de sociedades u organizaciones

Es importante resaltar, que también existen otros tipos de empresa como sociedades comanditarias, la cooperativa o las asociaciones siendo estas persona jurídica igualmente, sin embargo estas últimas no tienen intención de ganar dinero sino de prestar un servicio a la comunidad.

¿Estas interesado en crear una empresa?  GSI JUMAN asesores puede ayudarte. Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

 

Puede que también te interese

No hay comentarios

Puede publicar un comentario como primera respuesta

Dejar un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información.