Cesión de vehículos a empleados

Mujer sonriendo con las llaves de su coche junto al coche

La cesión de vehículos a empleados, sin una contraprestación específica o renuncia de parte de su salario, no se considera una prestación de servicios onerosa sujeta al IVA.

Vehículos: tratamiento en el IVA

Respecto a la deducción de las cuotas soportadas por la adquisición de vehículos automóviles, se presume una afectación parcial del 50% a la actividad empresarial a los vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas.

Esta presunción, que puede destruirse mediante prueba en contrario, se aplica siempre que haya afectación efectiva del vehículo a la actividad, circunstancia esta última que debe probar el sujeto pasivo. En otro caso, no se deduce la cuota soportada en ninguna proporción.

Cuando se acredite que el grado de utilización de los bienes en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional es diferente del que se ha aplicado inicialmente, la deducción correspondiente a los vehículos automóviles y sus remolques, ciclomotores y motocicletas debe regularizarse ajustándose al procedimiento establecido para la deducción y regularización de las cuotas soportadas por la adquisición de los bienes de inversión.

El grado de utilización en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional debe acreditarse por el sujeto pasivo por cualquier medio de prueba admitido en derecho. No es medio de prueba suficiente la autoliquidación presentada por el sujeto pasivo ni la contabilización o inclusión de los correspondientes
bienes de inversión en los registros oficiales de la actividad empresarial o profesional.

Por otra parte, en las mismas condiciones, se admite una presunción de afectación total, esto es, del 100%, para los siguientes vehículos utilizados en las siguientes actividades:

  • en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación;
  • en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación;
  • en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales;
  • en servicios de vigilancia;
  • los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas; y
  • los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.

 

Por el contrario, a estos efectos, no se entienden afectos en ninguna proporción a una actividad empresarial o profesional los vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas cuando:

  • no se integren en el patrimonio empresarial o profesional del sujeto pasivo;
  • no figuren en la contabilidad o registros oficiales de la actividad empresarial o profesional del sujeto pasivo.

Tratamiento en el IRPF

Disponibilidad. Hacienda también indica que la retribución en especie imputable en el IRPF de los trabajadores (en general, el 20% del valor de mercado del vehículo) debe calcularse en proporción a su “disponibilidad para fines particulares”.

Apunte. Se basa en las últimas sentencias de la Audiencia Nacional según las cuales, para calcular el porcentaje de uso empresarial, debe partirse de la proporción que represente el número de horas anuales de trabajo que establezca el convenio colectivo respecto al total de horas anuales.

Compatir en redes sociales

Facebook
LinkedIn
WhatsApp

Últimos artículos

Asesoramiento fiscal, laboral, contable y financiero

¿Necesita más información? Estaremos encantados de atenderle.