¿Horas extras o distribución irregular?

horas-extra-distribucion-irregular-960px

A su empresa le ha surgido un pedido inesperado y, como no quiere recurrir a nuevas contrataciones, no sabe si ofrecer la realización de horas extras o acudir a la distribución irregular de la jornada. ¿Qué le conviene más?.

Opciones. En estos casos su empresa puede ofrecer la realización de horas extras, o también
puede distribuir de forma irregular, en un año, hasta un 10% de la jornada de su
plantilla. Apunte. Por tanto, le interesa saber qué opción supone un menor coste o se ajusta más a sus necesidades.

Según los costes:

Distribución

La distribución irregular de jornada no le supondrá ningún coste adicional.
Únicamente estará “moviendo” las horas laborables de los empleados afectados según sus
necesidades (las horas realizadas de más en un momento dado se compensan con las realizadas
de menos en otro momento). ¡Atención! No obstante:

  • Si el cambio supone realizar horas nocturnas (de diez de la noche a seis de la mañana), sí
    que deberá abonar el plus correspondiente.
  • La ampliación no podrá suponer la realización de una jornada diaria superior a la máxima
    legal (que es de nueve horas, salvo que el convenio amplíe ese tope).
  • Asimismo, deberá preavisar a los afectados con un mínimo de cinco días de antelación.

Horas extra

Por su parte, si ofrece la realización de horas extras:

  • Podrá optar entre compensarlas con descanso (en cuyo caso no tendrá costes) o pagarlas
    en la cuantía fijada en su convenio o pactada con su plantilla (como mínimo por un
    importe igual a la hora ordinaria). Apunte. Si no se establece nada, se deberán compensar con descanso en los cuatro meses siguientes a su realización.
  • Además, deberá cotizar por las horas extras a la Seguridad Social (cotización que no está
    afectada por los topes).

Según la flexibilidad:

Exigible

Aparte de que la distribución irregular no le supone un coste adicional, su realización
frente a las horas extras también le da una mayor flexibilidad. En concreto:

  • La realización de horas extras es voluntaria (salvo que se haya pactado lo contrario en el
    contrato), por lo que sus empleados podrán negarse a realizarlas. Apunte. En cambio,
    la distribución irregular es potestad del empresario, de modo que usted puede imponerla sin problemas (salvo a empleados en reducción de jornada por guarda legal).
  • El número máximo de horas extras es de 80 al año (no computan en dicho tope las
    realizadas por fuerza mayor ni las compensadas con descansos). Apunte. En cambio, en la distribución irregular el porcentaje es del 10% (salvo pacto que establezca otro límite).
    Así, para una jornada de 1.740 horas anuales, podrá “disponer” de hasta 174 horas.
  • Si las horas extras se compensan con descanso, la compensación se debe efectuar en los cuatro meses siguientes. Apunte. En la distribución irregular, en cambio, las horas se pueden compensar hasta doce meses después.

Urgente

No obstante, si necesita a un empleado con urgencia o más de nueve horas diarias, deberá acudir a las horas extras, ya que la distribución irregular requiere un preaviso mínimo y no puede superar la jornada máxima.

En función del coste, de la flexibilidad que necesite o de la urgencia del pedido inesperado, valore qué opción le interesa más en cada momento. En general, resulta más atractivo acudir a la distribución irregular.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn