Los cambios fiscales para autónomos en 2016

Emprender un negocio puede ser una aventura fascinante pero también conlleva una serie de obligaciones fiscales con la Agencia Tributaria y con la Seguridad Social como emprendedor o autónomo.

Estas obligaciones son para la mayoría de autónomos y emprendedores uno de los aspectos más complicados a la hora de emprender ya que requiere de un conocimiento preciso de la ley que además sufre constantes modificaciones de ley.

En GSI JUMAN asesores sabemos que para lograr sacar la máxima rentabilidad a tu negocio hay que estar permanente actualizados de las modificaciones legales y además estamos convencidos de que la habilidad en la aplicación de las normas tributarias marca la diferencia sobre todo para autónomos y emprendedores.

1. Desgrava hasta el 50% de los gastos afectos a tu actividad

A partir de este año los emprendedores autónomos podrán desgravarse hasta el 50% de los gastos originados de su actividad económica que deberán estar justificados y registrados en el libro de gastos e inversiones.

2. Modificación del sistema de módulos

La reforma fiscal del año pasado ya redujo el número de empresas que podían acogerse a este sistema, reduciendo el límite de ingresos a 250.000€. Excluye de este régimen a sectores como artesanía, madera o construcción y tampoco podrán acogerse al sistema de módulos autónomos que emitan facturas a empresas con rendimientos superiores a 225.000€

3. Arrendamiento de inmuebles

Para que el arrendamiento de inmuebles sea considerado una actividad económica, será obligatorio tener contratada una persona a jornada completa. Así los autónomos podrán beneficiarse de algunos incentivos en el impuesto de sociedades y en los impuestos sobre patrimonio o sobre sucesiones y donaciones.

4. Cobros por nómina de socios trabajadores

Una de las novedades que nos trae el 2016 en materia fiscal es que los socios de una empresa deberán darse de alta como autónomos si el rendimiento generado por el socio proviene de una actividad económica realizada a favor de la sociedad, siempre y cuando esté incluida entre las actividades que pueden ejercerse como autónomo.

Se reduce asimismo la retención a consejeros y administradores a un 35% y podrán acogerse a los beneficios que la Ley de emprendedores ofrece a los nuevos autónomos.

5. Nuevos límites en gastos de atención a clientes

El gasto dedicado a atención a clientes se limita este año al 1% sobre la cifra total del negocio.

Esta medida sobre todo afectará a los autónomos o freelance ya que superar esta cuantía afectará a los gastos no deducibles, es decir en el pago del IRPF o Impuesto de Sociedades.

Facebook
Twitter
LinkedIn