¿Qué es un asesor fiscal? y ¿Cuál es su perfil profesional?

La figura del asesor fiscal

Desde la reforma fiscal de Fernández Ordóñez en 1977, la figura del asesor fiscal ha ido adquiriendo una gran relevancia como el profesional que facilita al contribuyente el cumplimiento de la obligación tributaria, utilizando, siempre dentro del marco legal, aquellas soluciones más favorables tanto para las personas físicas como para las personas jurídicas.

La notable evolución de esta actividad profesional, que trajo aparejada una mayor demanda de los servicios de los asesores fiscales, se puede explicar teniendo en cuenta tres circunstancias:

La complejidad de los sistemas tributarios derivada tanto del aumento de recursos que necesita el Sector Público para dar cobertura al incremento del gasto (inversiones, prestaciones sociales), como de la necesidad de distribuir la carga impositiva entre los contribuyentes de acuerdo con la diferente capacidad económica, patrimonial y personal de cada uno de ellos.
La obsolescencia de las normas y la rapidez con la que se producen los cambios en la legislación para adaptarse a nuevas coyunturas económicas.
La consolidación de un nuevo modelo de organización empresarial con mayores niveles de especialización y una clara tendencia a
la externalización (outsourcing) de determinados servicios. Externalización que persigue la mejora del rendimiento de las empresas mediante la reducción de los costes estructurales y la optimización de los procesos contratados.

Perfil profesional del asesor fiscal

En el entorno económico actual, la planificación y gestión fiscal eficaz de personas físicas y jurídicas exige un conocimiento profundo, no sólo de la normativa tributaria sino de las actividades y operaciones económicas que realizan los contribuyentes y sobre los que opera la fiscalidad. Consecuentemente, se necesita de profesionales con un exhaustivo conocimiento de la normativa fiscal y contable, y de los procesos internos que rigen el funcionamiento de la empresa. Actualmente el asesor fiscal ya no es un gestor de documentos y/o un liquidador de impuestos, es un profesional clave para la dirección de la empresa y uno de los pilares en los que ésta se apoya para la toma de las decisiones estratégicas que afectan a la producción, la inversión y la financiación.

Pero el asesor fiscal no sólo presta sus servicios a empresas, sean grandes organizaciones o pyme, también para los particulares es de gran interés un asesor que facilite el cumplimiento de sus obligaciones fiscales de modo adecuado. Los rápidos cambios en la situación económica y en las diversas disposiciones fiscales que van apareciendo, complica la tarea del contribuyente y hace que resulte indispensable el consejo de un profesional con profundos conocimientos en la materia.

Por último, señalar que el asesoramiento fiscal se puede prestar como ejerciente libre o desde un puesto interno de la empresa o entidad. Siempre que se desarrolle de manera externa, el profesional podrá prestar sus servicios a diferentes clientes proporcionando la atención conveniente a cada uno de ellos. Si, por el contrario, se está vinculado a una empresa o entidad, el experto fiscalista trabajará con él en exclusividad, normalmente formando parte de la plantilla e integrado en el departamento fiscal de la misma.

Háganos su 1ª consulta y le ofreceremos nuestra mejor orientación profesional sin que le suponga ningún coste.

Consultar condiciones

Primera consulta gratuita

Visítenos en Av. Sant Onofre, 50 46930 Quart de Poblet Valencia

Consultar

Visite nuestra oficina

Asesoramiento fiscal, laboral, contable y financiero

¿Necesita más información? Estaremos encantados de atenderle.