Traspasos bancarios entre familiares no justificados

Traspasos bancarios entre familiares no justificados

Ante la falta de correspondencia del patrimonio del contribuyente con lo declarado existe una presunción de que se ha generado una renta gravable, salvo que se pruebe lo contrario.

Hacienda vigila las cuentas

Hacienda tiene información del volumen anual de entradas y salidas de todas las cuentas.

Modelo 196

Cada mes de enero los bancos presentan ante Hacienda el modelo 196, en el que informan, entre otros datos, sobre los titulares y autorizados de las cuentas y depósitos, de los saldos existentes a 31 de diciembre y del volumen total de entradas y salidas de cada cuenta [RD 1065/2007, art. 37].

Comparación

Pues bien, desde el departamento de Gestión Tributaria de la AEAT se están comparando las entradas y salidas de las cuentas de cada contribuyente con los datos declarados por éstos en su IVAe IRPF (y podría también hacerlo en el Impuesto sobre Sociedades de personas jurídicas). Y si se detectan discrepancias significativas, se inicia un procedimiento de comprobación limitada, exigiendo al afectado que acredite el motivo de dichas diferencias (pero sin indicar cómo hacerlo).

La forma de justificar estas diferencias es mediante la aportación de los extractos bancarios y la contabilidad. Pero se da la paradoja de que en una comprobación limitada Hacienda no puede examinar estos documentos, salvo que el contribuyente los aporte por iniciativa propia [LGT, art. 136.2] . Por eso el departamento de Gestión Tributaria no los solicita, confiando en que el contribuyente los aporte (en cuyo caso el afectado ya no podrá alegar que el departamento de Gestión se ha extralimitado en sus atribuciones).

Cómo actuar

Si se encuentra en una situación como la indicada y considera que en su caso todo está en orden, lo mejor es aportar los movimientos bancarios y la contabilidad, acreditando que las diferencias se deben a traspasos entre cuentas, préstamos u otras operaciones que no inciden en el volumen de ingresos y gastos. Si, por el contrario, existen discrepancias difíciles de justificar, cabe optar por no aportar estos documentos e intentar justificar las diferencias por otras vías (contratos, recibos, un Excel con un resumen de movimientos…).

Liquidación

En este último caso existirá el riesgo de que el expediente pase al departamento de inspección (que sí puede revisar la contabilidad y los movimientos financieros). Pero si no existe ese traslado y el departamento de gestión emite una liquidación, ésta podrá recurrirse por ser nula de pleno derecho: dado que la justificación sólo es posible con la contabilidad y los extractos bancarios, el procedimiento utilizado por Hacienda no es válido (debería haber recurrido a una inspección, y no a una comprobación limitada) [TEAC 24-04-2014 y 17-06-2014] .

Si Hacienda le exige acreditar las diferencias detectadas, plantéese si le interesa aportar los extractosbancarios. Piense que dicha información sólo puede ser solicitada en una inspección, y no en una comprobación limitada.

Facebook
Twitter
LinkedIn